Escucha esta nota aquí

Histeria. Padres de familia de una escuela de Quillacollo treparon las paredes de una escuela para sacar a sus hijos, tras que el director departamental de Educación, Iván Villa, hablara de cuatro casos sospechosos de coronavirus.

Imágenes del matutino ‘Opinión’ muestran cómo los progenitores se dieron modos para saltar y recoger a los menores ante la sorpresa de algunos vecinos y la desesperación de las mamás.

El hecho se produjo en la unidad educativa Milivoy Eterovic, donde personal de la Policía Boliviana y ambulancias tuvieron que intervenir para facilitar la salida de los estudiantes.

Villa sostuvo que existían cuatro casos sospechosos en ese establecimiento, por lo que se tuvo que aislar a los alumnos a la espera de personal médico para que realice controles de temperatura.

Sin embargo, en horas de la tarde, el Jefe de Epidemologia de Cochabamba, Arturo Quiñones, informó que los cuatro supuestos casos dieron negativo por lo que pidió a la población mantener la calma.

De momento los únicos tres casos confirmados son los que existen en Santa Cruz y en Oruro. El Gobierno declaró emergencia nacional y este jueves confirmó que las clases han suspendidas hasta el 31.

Comentarios