Escucha esta nota aquí

Tensión. Padres de familia protagonizaron este lunes una protesta frente a la oficina de recaudaciones de la Alcaldía de Cochabamba, en cercanías a la plaza Colón. Procedieron a tapiar sus puertas y la Policía Boliviana tuvo que recurrir a agentes químicos para dispersarlos.

La movilización surge por la exigencia de ese sector para la entrega de canastas escolares ante la clausura de la gestión académica, tal como sucede en otros municipios del país, donde también hay incidentes.

El enfrentamiento:


En este caso, el reclamo se tornó violento, y ante la acción de los uniformados, que procedieron a levantar los ladrillos colocados en las puertas, los padres de familia optaron por lanzar objetos contundentes, hecho que fue respondido con granadas de gas lacrimógeno.

En medio del operativo policial, algunos menores de edad, que acompañaban a sus padres, resultaron afectados por los agentes químicos, mientras que la dirigencia de los movilizados anticipó que radicalizarán su protesta.

La intervención policial:

Policías dispersan a padres de familia que protestaban y tapiaron una oficina estatal/Fotos: Humberto Aillón

Comentarios