Escucha esta nota aquí

El embajador boliviano designado ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Diego Pary,  informó que esta semana se reunirá con el presidente Luis Arce y con el canciller Rogelio Mayta, para definir la estrategia diplomática boliviana para los próximos cinco años.

“Hablaremos sobre cuáles van a ser los criterios y líneas que vamos a impulsar hacia adelante, con Chile, otros países y los organismos internacionales”, informó a la agencia ABI.

Anunció que se realizará un trabajo de reconstrucción de las relaciones con organismos multilaterales y bilaterales para impulsar los temas comerciales que ayuden a Bolivia a enfrentar la crisis económica.

Pary sostuvo que lamentablemente el gobierno de Jeanine Áñez "ha destruido las relaciones diplomáticas y relaciones de buena fe que se han construido con varios países durante mucho tiempo".

Indicó que es importante restablecer relaciones con México, con Argentina por ser un comprador del gas natural boliviano, y también con Rusia, China y Turquía.

En esa línea, Pary describió a España como uno de los socios fundamentales porque permitirán a Bolivia ingresar a Europa. 

En cuanto a su labor como plenipotenciario en la Organización de Naciones Unidas, recalcó la necesidad de informar al mundo que Bolivia volvió al cauce democrático, el respeto a la institucionalidad y el Estado de derecho, así como la defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión.

“Lo que pretendemos es que el país recupere los espacios que había ganado durante la última década”, agregó

Recordó que Bolivia llevó varias temáticas a organismos internacionales como los derechos de la Madre Tierra, presidió el Consejo de Seguridad de la ONU y formó parte del Consejo de Derechos Humanos. “Bolivia tuvo un liderazgo en estos temas y ese liderazgo tiene que continuar”, enfatizó.