Escucha esta nota aquí

La compra de respiradores de fabricación española, con un presunto sobreprecio de más de $us 3 millones, ha puesto en jaque a funcionarios estatales y en apuros a la mismísima presidenta del Estado, Jeanine Áñez. El 14 de mayor arribaron 30 de estos equipos a Santa Cruz, el departamento más infectado por la pandemia de coronavirus en el país, y desde entonces investigaciones periodísticas y denuncias a través de redes sociales revelaron irregularidades en esta adquisición.

EL DEBER le muestra paso a paso los cuestionamientos que llegaron como lanzas de todas las direcciones al poder Ejecutivo, por esta escandalosa compra.

15 de mayo

1.- Elevado costo para Bolivia

Se compraron respiradores a un costo de $us 27.683 la unidad, cuando la empresa GPA Innova dijo que comercializa cada equipo en $us 6.561, en su versión básica, y entre $us 9.000 y 10.000, en su versión avanzada. En ninguno de los tres precios se acerca el monto pagado por el Gobierno de Bolivia.

Justificación

El entonces ministro de Salud, Marcelo Navajas, afirmó que la compra de los respiradores fue menos cara de lo que adquirió Chile, pues por unos respiradores similares pagó a un precio de $us 33.500, mientras que Estados Unidos compró en $us 56.000.

16 de mayo

3.- Críticas desde Santa Cruz

Las autoridades cruceñas cuestionaron al Gobierno porque solo dio 30 equipos al departamento de Santa Cruz, pese a ser el más afectado por la pandemia y el que más aporta económicamente al país.

Justificación

En el acto de entrega de los respiradores, la presidenta Jeanine Áñez afirmó que "todos los bolivianos merecen una digna atención médica" y que solo por ahora se entregaban 30 en este departamento, dejando la puerta abierta de más dotación.

17 de mayo

2.- No aptos para terapia intensiva

El expresidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, Carlos Ibáñez, advirtió que los respiradores comprados por el Gobierno no servían para la atención de pacientes críticos del Covid-19. "Son solo para terapia intermedia", dijo.

Justificación

El ministro Navajas justificó la compra al afirmar que era una parte de la adquisición (anunció 500 unidades), que después llegarían nuevos equipos y que los que se habían comprado “salvaban vidas”.

18 de mayo

4.- Acusados de corrupción

Además del ministro de Salud y de funcionarios de esa cartera de Estado, la lluvia de críticas salpicó a todo el gabinete de Jeanine Áñez

Justificación

Ante los duros cuestionamientos, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, dijo que había pedido una investigación y que sería el Ministerio Público el que establezca si hubo sobreprecio y quiénes son los responsables.

19 de mayo

5.- Ola de crítica y paños fríos de la presidenta

Algunos ciudadanos, candidatos y políticos, especialmente de la oposición, empiezan a pedir la "cabeza" de los responsables de la compra con sobreprecio.

Justificación

Para frenar la ola de críticas, sale a la palestra la presidenta Jeanine Áñez e intenta poner paños fríos por la tormenta desatada en contra de su Gobierno. En un mensaje a la nación, la noche del martes, afirmó que propiciará la devolución de cada centavo que se hubiera robado y que impulsará una investigación para que se aplique todo el peso de la ley a los responsables.

19 de mayo

6.- Caen funcionarios clave del Ministerio de Salud

Geovanni Pacheco, director general de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM) y Fernando Valenzuela, director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Salud, fueron detenidos en medio de la tormenta.

Justificación

Valenzuela dijo que era inocente y que él solo cumplió con el proceso de la compra y que obedecía a sus superiores.

20 de mayo

7.- Marcelo Navajas en la Felcc

El ministro de Salud se presenta en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz para declarar por la polémica compra de los respiradores y queda en calidad de aprehendido. Navajas insiste en que no hubo sobreprecio.

Pasado el mediodía la ministra de Comunicación informa que la presidenta decidió "apartar" del cargo al ministro Navajas y a otros funcionarios vinculados en el escándalo.

Comentarios