Escucha esta nota aquí

El ampliado del Movimiento Al Socialismo en la chapareña Lauca Ñ eligió a Pedro García, presentador de televisión, como candidato a la Gobernación de Santa Cruz, luego de que las bases masistas rechazaran a sillazos contra Evo Morales la decisión de llevar al exministro de Gobierno Carlos Romero como postulante.

García iba a priori como el tercero en discordia en una decisión cerrada entre Romero y Mario Cronenbold, postulante masista que se ha quedado sin nada, ya que incluso fue vetado como candidato a la alcaldía de Warnes.

El pecado de Cronenbold fue cuestionar una denuncia por golpe de Estado contra Luis Fernando Camacho. Eso generó en la cúpula masista el veto inmediato. Pese a ello, Cronenbold fue proclamado candidato el fin de semana en Montero, pero su suerte estaba echada.

En Lauca Ñ, sede de las seis federaciones, la casa de Evo Morales, se llevó a cabo el ampliado para elegir al candidato cruceño como garantía de que se aceptaría la decisión del expresidente. Sin embargo, cuando se nominó a Romero, las sillas y botellas plásticas volaron hacia la testera, buscando la humanidad del expresidente y de su exministro, obligándolos a llamar a un cuarto intermedio.

Media hora más tarde, con las aguas más calmas, Morales designó a García como el candidato, como la tercera vía entre lo que quería él y lo que pretendían las bases. Pero el asunto no ha terminado. El expresidente citó a una reunión solo de dirigentes para las 20:30 de hoy y quedó para mañana la designación del candidato a alcalde de Santa Cruz de la Sierra. El único nombre propuesto es el de Adriana Salvatierra, que es resistida por la misma gente que se opuso a Romero.

Comentarios