Escucha esta nota aquí

Los enfrentamientos entre la Policía y los cocaleros del grupo de Armin Lluta tendrán una consecuencia, el inicio de un proceso penal por los destrozos y la desobediencia a un fallo judicial, el anuncio lo realizó la presidenta del sindicato paralelo creado por el MAS, Elena Flores. La demanda estará dirigida contra Lluta y su directorio.


“Ha habido destrozos en vehículos de este sindicato (Señor de Mayo) y también al inmueble, nosotros estamos adjuntando todo para que Armin Lluta responda por estos destrozos y por incumplir el amparo que es legal”, dijo en compañía de sus adherentes en puertas del mercado paralelo de Kalajahuira.


Cocaleros afines a Elena Flores, que comanda un sindicato paralelo de cocaleros de Los Yungas y el grupo de Armin Lluta, entraron en pugnas desde 5 de marzo cuando el Ministerio de Desarrollo Rural aprobó la resolución 068 que autoriza la apertura de un mercado ilegal de coca, al margen de la Ley General de la Coca que reconoce a Adepcoca como único abasto en La Paz.


La iniciativa de enjuiciar a Lluta salió luego de la reunión que tuvo Flores con los dirigentes del sindicato de Transporte Señor de Mayo y con la junta vecinal de Kalajahuira. En horas de la mañana de este martes, los transportistas y los vecinos le dieron un plazo hasta las 14:00 para abandonar esos predios.


Pero después de la reunión, el secretario general de ese sindicato de transporte, dijo que llegaron a un acuerdo para que se reponga los destrozos y que ellos respetarán el contrato de alquiler que tienen con este grupo paralelo de cocaleros. Relevó también que son 12 mil bolivianos de alquiler mensual y que el contrato vence la segunda quincena de mayo.


El lunes, la Policía y los cocaleros tuvieron un violento enfrentamiento que dejó seis personas heridas y varios arrestados que luego fueron liberados. Los cocaleros relataron que hasta la sede de Adepcoca llegaron los que estaban desaparecidos y dijeron que estaban en la Felcc.


Este martes en la tarde, decenas de buses, minibuses y taxis emprendían viaje a Los Yungas llevando de retorno a los productores de ambos bandos que llegaron hasta La Paz para imponer su postura, pero no lograron nada. Los productores mandaban fotos y videos del camino y relataban que los mismos estaban expeditos.


Los cocaleros afines a Elena Flores, manifestaron que no saldrán hasta que se cumpla el contrato de los 90 días que tienen con el sindicato Señor de Mayo y también relataron que hay un cansancio en ambos grupos por el tiempo que ya lleva este conflicto.



Comentarios