Escucha esta nota aquí

A Shirley Escalante le detectaron Covid-19 el 4 de mayo pasado y fue la primera del gremio de periodistas de Tarija en padecer la nueva enfermedad, que enluta a varias familias en el país.

Al principio había dado reactivo a una prueba rápida que se tomaron a periodistas y camarógrafos que cubren el área del Servicio Departamental de Salud (Sedes), pero después se confirmó mediante el laboratorio de biología molecular que era positivo al nuevo coronavirus.

“Gracias a Dios no tuve síntomas y quizás es por el sistema inmunológico que tengo. No tengo enfermedades de base”, afirmó Escalante, que hace días fue dada de alta clínica después de superar el Covid-19.

A su criterio, el aislamiento es elemental para no contagiar a las demás personas, pero si uno no está preparado psicológicamente, puede deprimirse y ser vulnerable al virus.

Ella estuvo 19 días en cuarentena total dentro de la habitación de un hotel, a donde fue trasladada después de confirmarse la positividad y ser la paciente 10 de los 18 casos positivos reportados hasta el momento en el departamento de Tarija.

A sus 28 años, la periodista dijo que "Dios también le dio fortaleza para no morir de tristeza y las ganas de vivir" por sus dos hijos, una niña y un niño, como un estímulo para salir adelante en su prolongado encierro.

“No salía ni a la ventana porque tenía miedo de contagiar. Ahora deseo disfrutar de mi familia, mis hijos y mi pareja que no me dejó nunca”, señaló Escalante, que aún no volvió a las calles a realizar cobertura, pero continúa entrevistando desde su casa por videollamadas para un diario local.