Escucha esta nota aquí

El Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (Sirmes-La Paz), denunció el estado de abandono en que se encuentra el personal de salud de los hospitales de la urbe paceña. Para evidenciar la situación, lamentaron el deceso de cuatro médicos en los últimos días, la falta de insumos en el hospital de clínicas y mostraron el hacinamiento del hospital Obrero de pacientes con Covid-19 y con otras enfermedades, en las mismas salas de emergencia.

Cuatro compañeros han fallecido por Covid-19 en los últimos cuatro días. Estamos abandonados a nuestra suerte”, lamentó este miércoles, el secretario ejecutivo de Sirmes-La Paz, Fernando Romero.

Complejo de Miraflores

A la denuncia se sumó el representante del complejo hospitalario de Miraflores, Edgar Pozo, quien aseguró, en conferencia de prensa, que de los más de 400 funcionarios en salud que trabajan en dicho complejo, han fallecido varias enfermeras, trabajadores de base, médicos, por falta de protección.

“Hay un maltrato al profesional en salud y falta de condiciones para luchar contra la pandemia. Estamos sin protección de bioseguridad y ponen en peligro nuestra propia vida. Necesitamos equipos de alta gama. Nosotros estamos preparados para recibir a los pacientes, siempre y cuando tengamos los recursos de equipamiento para enfrentar la enfermedad”, señaló Pozo, recordando que el estado les debe a los hospitales, recursos, por el pago de servicios.

Hospital Obrero

Por otro lado, pacientes del hospital Obrero, mostraron videos, donde se evidencia el hacinamiento tanto de enfermos, como de médicos en el sector de Emergencias.

Camas en salas y en los pasillos donde no se guarda el espacio de distanciamiento correspondiente, muestran que el servicio se encuentra totalmente colapsado.

EL DEBER consultó a algunos médicos que evitaron dar su nombre por temor a represalias del director recientemente posesionado, Johan Maldonado. Indicaron que hay un promedio de estadía en Emergencia, de hasta dos semanas de los pacientes que esperan camas en los pisos de más arriba. Aguardan ser valorados para ser internados, con el inminente riesgo de contagiarse de Covid-19, de otros pacientes que lo padecen.

“Los pacientes siguen amontonándose, hacinando el servicio de Emergencia porque están pidiendo pruebas de PCR positivos para subirlos a determinados pisos. Pero lo que se debería hacer es atender en tres pisos a pacientes Covid-19 y otros tres pisos los que no tienen Covid-19, entre ellos, cirugías programadas, etc.”, relató un médico.

“Se ha solicitado que los pacientes que no tienen Covid-19, se valoren en una sala aislada. Se ha hecho solicitud, en reiteradas oportunidades, para que nos den equipos de bioseguridad. Y no se ha tenido respuestas ni para el personal se salud ni para los pacientes. Tenemos personal fallecido y otros reinfectados”, señaló otro funcionario, mientras cumplía con la atención de una paciente mujer.

Además, otro sector del hospital Obrero, demandó que se contemple, de parte de la Dirección de la adquisición de más equipos médicos y de bioseguridad y personal la contratación de nuevo personal para que suplan las bajas que tienen en el hospital.

Se conoció también que, los convalecientes de alguna operación, abandonan lo más rápido posible el centro hospitalario para resguardar su salud.