Escucha esta nota aquí

La Liga de Defensa del Medio Ambiente (LIDEMA) está conformada por un centenar de organizaciones no gubernamentales que trabajan por el cuidado y preservación del patrimonio natural de los bolivianos. Durante los últimos meses han estado diseñando una ruta crítica para definir las leyes esenciales que permitan proteger la riqueza natural del país.

Ahora, con gran parte del trabajo avanzado, quieren completar su labor con el aporte de los asambleístas que encaran el recién asumido periodo legislativo.

Raúl Alonso Pérez, uno de los organizadores, explica que se están concretando tres mesas regionales de acuerdo a los ecosistemas del país. Santa Cruz acogerá a la región amazónica, Cochabamba a los valles y La Paz al ecosistema altiplánico. En cada encuentro, se convocará a los asambleístas de las tres fuerzas políticas con representación parlamentaria.

Hasta el momento han avanzado con diversas propuestas fruto de las mesas departamentales que se impulsaron con motivo de la última campaña electoral y a la cual convocaron a todos los candidatos participantes.

Ahora, con una síntesis más ordenada de las propuestas, Lidema busca convertir la agenda Ambiental para Bolivia 2020 -2030 en leyes.

Jenny Gruenberger describe la Liga de Defensa del Medio Ambiente como la red nacional especializada en temas ambientales. Lleva más de 35 años promoviendo leyes y políticas destinadas a la preservación de la naturaleza. También se dedican a la educación, capacitación y planificación del desarrollo productivo en los diversos talleres que realizan.

Por su parte, Pérez convoca a las diversas organizaciones y asociaciones que deseen integrar Lidema para que participen taller nacional que se realizará, de forma virtual, este viernes.

La propuesta de agenda ambiental que se ha consolidado hasta el momento contiene nueve áreas de trabajo para que se complementen con leyes y reglamentos que permitan transformar a Bolivia en un país responsable con el cuidado de la naturaleza.

El actual modelo de desarrollo, los bosques, la diversidad biológica, las áreas protegidas, los incendios, los recursos hídricos, la minería, las ciudades sustentables y el cambio climático conforman los ejes de reflexión que se han profundizado.

Comentarios