Escucha esta nota aquí

Antenas de telecomunicaciones fueron quemadas en Yapacaní (Santa Cruz) por un grupo de pobladores que consideran que éstas incluyen la tecnología 5G que, según la creencia popular de algunas personas, transmiten el Covid-19.

Aproximadamente a las 7:00 de la mañana de este lunes, un grupo de unas cincuenta personas protestó frente a la Alcaldía, agredió a funcionarios y pinchó las llantas de los vehículos municipales, como rechazo a la supuesta implementación de esta tecnología.

Posteriormente, se dirigieron a quemar las antenas instaladas. El asesor legal de la Alcaldía, Jaime Uscamayta, intentó convencer a los manifestantes de la inexistencia de estas antenas en el municipio antes que inicien sus actos vandálicos pero no lo logró. 

De igual manera, el alcalde Vicente Flores informó que en Yapacaní no existe ninguna antena 5G y ha enviado una solicitud a la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) para que informe el tipo de antenas que se tiene en el municipio.

En horas de la tarde, el Ministerio de Gobierno informó que otras antenas también fueron atacadas en las localidades de Ichilo y San Julián,  calificando la acción  como "atentado terrorista".

"El ataque perpetrado (en San Julián, Ichilo y Yapacaní) perjudicará la comunicación y provisión de combustibles en la zona, debido a que el Sistema B-Sisa está integrado a esa red de comunicaciones", señala el comunicado ministerial.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, acusó al "evismo" de estar detrás de estos ataques y escribió en su cuenta de Twitter que "este Gobierno no va a permitir que hundan a Bolivia en el caos y la violencia".

El ministro de Defensa, Fernando López, también se refirió al caso y señaló que "las FFAA están entrenadas y en apronte para defender la democracia y la vida de los bolivianos. El terrorismo no es la forma de hacer campaña".

El ministro Murillo, dijo que hay tres personas detenidas; dos mujeres y un varón. “Se trata de atentados terroristas alentados por el MAS. Los tres se dieron en el lapso de muy poco tiempo, queda claro que hubo una coordinación”, dijo.

La semana pasada se quemó una antena en K’ara K’ara, “Son actos que tienen el objetivo de amedrentar a la población, de mostrar músculo y fuerza pero cuando les caigamos con todo el peso de la ley buscarán la victimización, que es persecución política y todo lo típico”, subrayó Murillo.

Dijo que los activistas del partido de Evo Morales metieron en la cabeza de los pobladores que se trataba de antenas 5G, cuando en Bolivia no existe esa tecnología.

Murillo reclamó la urgente intervención de la Defensoría del Pueblo y los representantes de Derechos humanos, “que se manifiestan cuando vuela una mosca de parte del Gobierno, pero de estos actos terroristas no dicen nada, e incurren en un silencio cómplice”.