Escucha esta nota aquí

Redes sociales, el universo digital en el que toda acción puede hacerse pública y viral, dejan en evidencia al nuevo ministro de Educación, Adrián Rubén Quelca, cuyos tuits desataron críticas por las faltas ortográficas y los comentarios despectivos frente a quienes no comulgan con el masismo. Horas después de conocerse estos datos, la autoridad dio de baja su cuenta en Twitter.

Tildó a la expresidenta Jeanine Áñez de "ladrona" y al exviceministro de Descolonización, Rafael 'el Tata' Quispe, de "traidor", así como a Carlos Mesa de "mendigo". 

Los internautas censuraron este comportamiento y expresaron las diferencias de expresiones que hay con el anterior ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas:

En cuanto a los errores ortográficos, en varias ocasiones escribió “haber” en lugar de “a ver”, además de que su falta de signos de puntuación y de tildes es un detalle no menor en su redacción.

Quelca fue posesionado el lunes pasado por el presidente Luis Arce. Fue secretario ejecutivo de la Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia y hasta hace poco fue director de la Escuela Superior de Formación de Maestros. Está en su primer examen como alta autoridad del Órgano Ejecutivo.