Escucha esta nota aquí

La Policía Boliviana anticipa que entre el lunes y martes de la próxima semana se conocerán nuevos datos de la investigación sobre la desaparición de la bebé Samanta en la ciudad de La Paz. Son ocho días desde que la recién nacida fue apartada de brazos de su madre.

El comandante policial Rodolfo Montero, enfatizó que todos los uniformados recaban datos o realizan controles para dar con el paradero de la bebé, que, supuestamente, fue robada por una mujer con engaños en la zona de Villa Fátima, cerca de la plaza Villarroel.

“En la investigación que llevamos adelante, está toda la Policía  para dar con el paradero de la niña. Se realizan controles en las fronteras y esperemos que haya alguna novedad hasta el lunes o martes, estamos trabajando todos los miembros de la institución”, explicó.

Montero vitó comentar las diversas hipótesis que surgen en los últimos días, que hablan de una posible “venta” de la niña, que ya fue sacada del país o que habría perdido la vida. Ratificó que el caso continúa abierto.

“Todo está en etapa de investigación, estamos revisando las cámaras de seguridad y buscamos algún indicio que nos permita esclarecer el caso. No puedo decir si está muerta, viva, si la llevaron, no puedo hablar de hipótesis”, agregó Montero.

Ayer el fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, admitió que existen muchas dudas sobre las circunstancias en la que Samanta desapareció. En las últimas horas la madre, una joven de 19 años, amplió sus declaraciones ante el Ministerio Público.