Escucha esta nota aquí

El hallazgo de bolivianos indocumentados, escondidos entre carga de ladrillos, se dio en un operativo antidrogas que realizó la Policía Federal y de la Provincia de Catamarca (Argentina) en el puente que divide la capital de dicha provincia con el municipio de Valle Viejo, por la localidad de Sumalao, según reporta el diario argentino Página 12.

En ese operativo, cerca de las 22:00 del viernes (25 de junio), un camión proveniente de La Rioja que trasladaba ladrillos fue requisado en busca de estupefacientes.

La sorpresa fue que, en medio de los ladrillos, en la parte posterior del camión, se encontraban personas escondidas, que eran trasladadas en condiciones inhumanas.

El Jefe de Policía de Catamarca, Ángel Ignacio Agüero,  confirmó que son personas de procedencia boliviana, tres mayores, entre ellos dos varones y una mujer, y cuatro menores, uno de ellos un bebé.

Las personas están indocumentadas, por lo que se infiere que ingresaron al país de manera ilegal, explicó Agüero, y confirmó que se dio inmediato aviso a Migraciones.

El parte policial de la comisaría de Sumalao, detalla que a las 23:10  finalizó el control vehicular en la avenida Félix Avellaneda (Ex Ruta Provincial 33), frente al Vivero Municipal. 

Como resultado se levantaron cinco actas, dos por traslado indebido de personas y tres por infracción a la Ley de Migraciones en el caso de las personas procedentes de Bolivia, que no poseían documentación solicitada en oficinas de Migración de la Argentina.

Se cree que son 'trabajadores golondrina' y que el destino final sería la cosecha de ajo o cebolla en alguna provincia de Cuyo. El hecho devela la cara más cruda de la explotación y el trabajo esclavo en pleno siglo XXI.

Comentarios