Escucha esta nota aquí

El conductor de un tráiler que ingresó a Chile por el paso de Tambo Quemado-Chungará fue aprehendido por las autoridades chilenas que lo acusaron de tráfico de personas porque al interior del camión encontraron a ocho personas de nacionalidad boliviana, entre ellos, dos menores de edad.


“La investigación estuvo a cargo de funcionarios de la Brigada de Trata de Personas de la PDI, quienes detuvieron al imputado en el sector de Villa Frontera, hasta donde transportó a los migrantes de nacionalidad boliviana, entre los cuales había dos menores, de 1 y 3 años respectivamente”, señala el reporte del periódico digital Arica al día.


Bolivia y Chile mantienen sus fronteras cerradas por la pandemia del coronavirus y no existe tránsito de personas entre los dos países. Aunque las autoridades sospechan que los camiones que llevan y traen mercadería desde el vecino país son utilizados para el traslado de pasajeros.


Según el informe se trata del primer caso de tráfico de personas descubierto este año en la frontera chileno-boliviana. El conductor fue llevado hasta un juez y la fiscalía, a cargo de Mario Carrera, solicitó la detención preventiva del acusado por el delito de tráfico de migrantes agravado, aunque el juez optó por las medidas sustitutivas.


Según el informe el grupo de bolivianos contactó al chofer en el municipio de Patacamaya, que es el nexo con el fronterizo pueblo de Tambo Quemado, en ese encuentro coordinaron el ingreso y posterior traslado de las personas en Chile.


El martes 19 de enero los migrantes ingresaron a Chile por el sector de Chungará, en tanto el conductor ingresó de manera regular por el complejo fronterizo del mismo sector. Después de cruzar la frontera el conductor recogió al grupo, quienes abordaron el contenedor, y fueron llevados hasta el sector de Villa Frontera en Arica, ahí fue detectado por los militares que realizan patrullajes y estos dieron parte a la Policía de Investigaciones (PDI) de su país.



Comentarios