Escucha esta nota aquí

“No se ha encontrado más cuerpos, se descarta que existan más víctimas enterradas”, así graficó el trabajo de la Policía el jefe de la unidad de Trata y Tráfico de la FELCC de La Paz, teniente Boris Gutiérrez, quien realizó una extensa explicación de las labores que cumplieron este lunes en la casa del femincida serial, Richard Choque Flores.


“Conforme a la hipótesis de línea que realizamos se trabajó por cuadrantes en la escena del crimen, ellos (el personal de apoyo) todavía están realizando el trabajo, paralelamente se han realizado las pruebas periciales por cada rango y en cada cuadrante, verificamos sí existía la presencia o no de algún resto de una persona humana”, dijo, y confirmó que no encontraron nada.


Desde la madrugada, fiscales y policías de distintas reparticiones empezaron la búsqueda de posibles restos humanos en la casa de Richard Choque Flores, a este acto acudieron el principal acusado y sus dos familiares directos, su madre y su hermana.


Dos retroexcavadoras proporcionadas por el municipio de El Alto iniciaron la demolición del frontis de la casa y luego ingresaron los peritos; en el lugar procedieron a realizar excavaciones y extrajeron muestras de la tierra.


La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, propuso que luego de la expropiación del terreno se podría utilizar el mismo para la construcción de un centro de acogida para las mujeres que sufren de violencia intrafamiliar; sin embargo, este proceso apenas empieza y la expropiación será un largo trámite burocrático.


El oficial precisó que cerrarán con ‘falsos muros’ todo el frontis y el mismo quedará precintado para seguridad de las autoridades y de los propios vecinos. El equipo pesado del municipio empezó a rellenar las excavaciones que realizaron y recoger los escombros que quedaron fuera del macabro escenario de crímenes.




 

Comentarios