Escucha esta nota aquí

El líder de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), Yassir Molina, fue nuevamente aprehendido por efectivos policiales y trasladado a la oficina de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para que brinde su declaración informativa por una nueva denuncia en su contra, según confirmó la Policía a EL DEBER.

Según la orden de aprehensión, librada el 16 de marzo por el Ministerio Público y publicada por Bolivia TV, Molina es acusado de organización criminal, privación de libertad, instigación pública a delinquir y delitos contra la salud pública. La denuncia, según se lee en el documento, fue interpuesta por Juana Quispe Ari y Flora Noemi Quispe Amaro (exdiputadas del MAS).

El diario cochabambino Opinión reportó que fuentes policiales informaron que Molina había sido trasladado a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de la Llajta.

Pasadas las 23:00 de este miércoles, miembros de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC) confirmaron que su líder había sido detenido y que ellos se trasladaron hasta Santa Cruz para refugiarse en instalaciones de la Unión Juvenil Cruceñista,  debido a la "persecución del Gobierno".


El sábado pasado, Yassir  había sido capturado por los agentes de la Felcc e imputado por la presunta comisión de casi una decena de delitos. Pero la jueza Ximena Mendizábal que dirimió su caso en audiencia cautelar realizada en Sucre, lo dejó en libertad por falta de pruebas y pidió a los abogados del Ministerio de Justicia “estudiar Derecho”.

Comentarios