Escucha esta nota aquí

La Policía logró retomar el control en Puerto Suárez después de que la muerte de tres personas ocasionara el ataque contra las instalaciones de Tránsito en esa localidad fronteriza, informó el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, quien añadió que se abrirán dos procesos por este caso, uno contra el autor de las tres muertes y otro contra los que atacaron las oficinas policiales.


“Este caso está en investigación, tanto los hechos suscitados por el sargento como el ataque a las oficinas de Tránsito. Queremos hacer un llamado a la población porque no se puede hacer justicia por mano propia, ahora lo que se va a hacer es cumplir la ley”, refirió la autoridad.


La noche de este miércoles, un policía en estado de ebriedad arrolló a dos personas y al huir se llevó por delante a un transeúnte. Las tres personas accidentadas fallecieron, el sargento huyó y la población atacó e incendió las instalaciones de Tránsito.


El viceministro dijo que el sargento, al que no identificó, fue aprehendido y se comprobó que no estaba de turno y que el vehículo que protagonizó el trágico accidente no era propiedad de la Policía.


Hasta el momento se desconoce la cuantificación del daño provocado y el número de vehículos que se perdieron en la quema de esas oficinas. De esos hechos, dijo la autoridad, hay cinco policías heridos, pero no revisten gravedad.


Issa dijo que en un primer momento la Policía y la Policía Militar que resguarda la población fueron rebasadas y por eso el ministro de Defensa, Fernando López, autorizó la salida del contingente militar acantonado en esa población fronteriza donde otras unidades de la Policía retomaron el control de la ciudad.  


El sargento sindicado también irá a un proceso administrativo interno y lo más probable es que sea dado de baja, dijo Issa. Al mismo tiempo recolectaron las imágenes de las cámaras de seguridad y los videos que circularon en redes sociales para identificar a los que atacaron las oficinas de Tránsito.