Escucha esta nota aquí

La Policía Boliviana informó este viernes que encontró 29.600 cartuchos de origen argentino en sus depósitos y el Gobierno nacional señala que el ingreso de esa munición violó la Ley 400 de control de armas de fuego.

“Nos trasladamos hasta el depósito y allí, efectivamente, se encuentran estos elementos, de los cuáles queda un remanente de 29.600 cartuchos 12 mayor, gas pimienta, granadas de gas, entre otros”, dijo el comandante nacional Jhonny Aguilera.

Confirmó que esas municiones fueron entregadas al verde olivo y que los uniformados que estuvieron encargados de la recepción aseguraron que no existe ningún documento que valide el ingreso a territorio nacional de dicho material.

“Esos pertrechos habrían llegado para la Policía Boliviana, cuando se interroga a los funcionarios que han efectuado esta operación, del por qué no se encuentran estos elementos en el inventario, se me informa que no habían sido recibidos ni en donación ni fueron entregados bajo ningún documento, por tanto, esa fue la razón por la que documentalmente no constaban en nuestros inventarios”, precisó.

Al respecto, el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima, advirtió que la internación de armamento proveniente de cualquier país a Bolivia debe regularse de acuerdo con la Ley 400 de Control de Armas de Fuego, Munición, Explosivos y otros Materiales Relacionados.

“La internación de armas desde Argentina o cualquier otro país tiene que seguir un procedimiento y debe recibir autorizaciones que no correspondían solo al expresidente (Mauricio) Macri sino a instancias que deben documentar la salida”, explicó la autoridad.

Manifestó que el ingreso de gendarmes, cualquier fuerza militar e insumos o material al país debe tener autorización, independientemente de su posterior uso u objetivo.

Comentarios