Escucha esta nota aquí

La Policía Boliviana desplegará desde esta noche, 31 de diciembre, 10.000 efectivos en todo el país. El comandante, Jhonny Aguilera, anticipó que no se aplicarán multas ni arrestos, y que solo se evitará que haya concentración de personas.

El titular anticipó que aplicarán su propio plan operativo, porque dependen del Gobierno nacional, pese a que existen disposiciones municipales con diferentes características, como la Ley Seca y la restricción de horarios de circulación.

“La Policía Boliviana tiene su propio plan operativo, porque dependemos del Órgano Ejecutivo, no se va a restringir ningún derecho ni libertad que tiene el ciudadano de su locomoción, ni tampoco se aplicarán multas ni proceder al arresto de nadie”, remarcó Aguilera.

Anticipó que el despliegue de los agentes del orden tendrá la finalidad de “generar conciencia, evitar que haya concentración de personas en actividades sociales que hoy no están autorizadas”.

“A partir de las 20:00 vamos a estar en las calles, al igual que lo hemos estado haciendo de forma permanente, nuestros operativos ahora deben tener un nuevo carisma. Desplegaremos 10.000 policías a nivel nacional, no solo talento humano, camionetas, motocicletas y patrullaje a pie”, manifestó a ATB.

Comentarios