Escucha esta nota aquí

Gasificación hasta en las casas cercanas al mercado ilegal de coca de Kalajahuira. Así acabó la marcha de un grupo de mujeres cocaleras que recorrió unos seis kilómetros aproximadamente, desde la tranca de Urujara hasta ese abasto de coca autorizado por el Gobierno. Las mujeres campesinas protestaban contra ese mercado.


Los cocaleros varones que fueron desde su mercado de Adepcoca, trataron de socorrer a sus compañeras y también fueron gasificados. Un centenar de policías, aproximadamente, se trasladó a resguardar el mercado de Kalajahuira, que tiene protección policial pese a que no es legal.


“La Policía cumplirá el mandato legal y constitucional, va a seguir resguardando, garantizando la transitabilidad de las carreteras”, dijo el subcomandante departamental de la Policía, Coronel Hernán Romero, quien estuvo a cargo del operativo.


El contingente policial bloqueó la avenida Ramiro Castillo, que es el único acceso desde el norte del departamento hacia la ciudad de La Paz y avanzó sobre la marcha que bajaba de Urujara. Las mujeres campesinas intentaron pasar y en el ajetreo empezó la gasificación, según los videos de radio FM Bolivia.


Huida


Las mujeres campesinas huyeron hacia las callejuelas adyacentes, muchas salieron hacia el lado izquierdo que deriva en un barranco y al final está el río Kalajahuira. Los policías no repararon en las casas del lugar y lanzaron gases a mansalva para dispersar a los cocaleros.


Los que pudieron atravesaron el bloque de policías por la avenida principal llegaron hasta su sede de Adepcoca. Otro grupo tuvo que cruzar el río para evitar a los policías, según relató el máximo dirigente de los cocaleros, Armin Lluta, quien confirmó que dos personas fueron aprehendidas, una de ellas mujer cocalera que fue a marchar y dejó a sus dos hijas en instalaciones del mercado.


Lluta abogaba por la liberación de Nicolás Mamani, de la central Chamaca y Maribel Butrón que pertenece a la regional de Coroico. “Queremos denunciar que han detenido a una señora, compañera Maribel Butrón, su hija tiene 8 meses y está aquí en el mercado y está con su otra hijita de 12 años. La Policía actúa abusivamente, hasta dónde va a llegar”, cuestionó el dirigente cocalero.


La dirigencia de los cultivadores de coca determinó suspender el bloqueo de caminos en la carretera a Los Yungas porque en 17 días no lograron ser escuchados y trasladaron su protesta al mercado ilegal. Pero la Policía desplegó un contingente de un centenar de efectivos y una decena de motociclistas de la Utop.



Comentarios