Escucha esta nota aquí

Militares del Comando Estratégico Operacional (CEO) de la lucha contra el contrabando emprendieron una veloz fuga por las calles de La Paz en un auto indocumentado, desatando una persecución policial que puso en riesgo la seguridad de ciudadanos.

Después de la intervención de policías y de la persecución, se registró un incidente pues los militares se detuvieron, pero increparon a los policías, los amenazaron, los desafiaron con quitarle a la Policía todos sus vehículos ‘chutos’ que usan, pero al final se detectó que ninguno tenía documentación, credenciales y que el motorizado tampoco tenía documentación, era ilegal.

El director nacional de la dirección de Diprove coronel Paúl Saavedra confirmó EL DEBER, que el auto quedó incautado de forma inmediata para derivarlo a la Aduana al ser considerado ‘bárbaro’.


El informe de la Policía señala que el hecho se inició entre la tarde y la noche del martes último cuando agentes policiales realizaban patrullaje rutinario a la altura de la avenida Julo César Valdez y avenida Topater. Los policías observaron un auto color blanco marca Nissan placa 2672-DEX.

El conductor de uniforme militar no portaba licencia de conducir y al momento de la requisa reaccionó de forma prepotente, no se quiso identificarse y emprendió la fuga.
 
Vehículos chutos de la Policía
El auto partió raudamente con dirección hacia la zona kiswaras por la avenida Julio César Valdez y por las calles adyacentes desarrollando una velocidad peligrosa, no queriendo detenerse y poniendo en riesgo la vida de los peatones. Los policías pidieron refuerzos para la persecución y en cuatro oportunidades lograron detener el vehículo y solicitaron, a los tres ocupantes de uniformes militares, que bajen del motorizado, pero los ignoraron y siguieron de nuevo la fuga.

Después de más de media hora de persecución finalmente el auto se detuvo en la calle Nicolás Fernández y descendieron tres militares que dijeron pertenecer a las Fuerzas Armadas. Aseguraron pertenecer al Comando Estratégico Operacional CEO y que no sabían con quienes se estaban metiendo.

“Los vamos a fregar, los vamos a ca…, le vamos a quitar a la Policía todos sus vehículos chutos, nosotros podemos andar sin credenciales, ni documentos personales porque somos del CEO”, dijeron. Ante esta situación llegaron más refuerzos de unidades policiales.

Se conoció que el auto placa 2672 - DEX, que resultó ser “bárbaro”, estaba guiado por Iván Paucara Moya y quedó retenido en la unidad de Diprove.

El director nacional de Diprove, Paúl Saavedra, informó que el motorizado fue derivado a la Aduana, pues quedó decomisado por ser indocumentado. Los tres militares son investigados, pero quedaron en libertad hasta que se desarrollen las pesquisas.

Paúl Saavedra en este caso manifestó que la norma señala que el vehículo, al detectarse que era indocumentado, queda incautado y pasa a la Aduana y los infractores quedan libres, pero en curso las investigaciones.

Comentarios