Escucha esta nota aquí

La Policía intervino el fin de semana una vivienda, en la zona Rosas Pampa de El Alto, la cual servía como "cementerio de elefantes", por el consumo de bebidas alcohólicas, y además menores eran sometidas a la explotación sexual comercial.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen descubrió el caso al perseguir un "bus chelero", que fue promocionado en redes sociales y con volantes en colegios, informó el jefe de la División Trata, teniente Boris Gutiérrez.

La Policía hizo seguimiento a ese vehículo y descubrió que el bus tenía relación con el domicilio. Los organizadores cobraban a 15 a 25 bolivianos por entrar al bus y a la vivienda.

Al intervenir el domicilio, los policías encontraron gran cantidad de bebidas alcohólicas, que incluso se habían ocultado en el tumbado. También se halló ropa interior de hombres y de las mujeres adolescentes.

Según el reporte policial, las adolescentes prestaban servicios sexuales aparentemente sin protección. Se encontró medicamento que se utiliza en tratamientos para las infecciones de transmisión sexual.

Explicó que en un "bus chelero" los captadores aprovechan que mujeres adolescentes están en estado de ebriedad para ofrecerles ganancias con el servicio sexual, de acuerdo al reporte de radio Erbol.

En el operativo se trasladó a 34 personas a la Policía, de los cuales tres quedaron aprehendidos: un varón y dos mujeres. Al momento del reporte, aún estaba pendiente encontrar al bus, pero la FELCC ya lo tiene identificado.