Escucha esta nota aquí

El nuevo Comandante General de la Policía, Jhonny Aguilera, sostuvo que se está investigando y recabando información sobre las actividades realizadas últimamente por los exministros Arturo Murillo (Gobierno) y Fernando López (Defensa), para quienes existe una orden de aprehensión pero se desconoce su paradero.

Las exautoridades son investigadas por los supuestos delitos de uso indebido de influencias y otros por la compra de gases lacrimógenos con sobreprecio durante la administración de Jeanine Áñez.

Aguilera apuntó que hay un principio de territorialidad en las competencias de la Policía, es decir, su ejercicio se limita a la labor dentro de las fronteras de Bolivia, pero existen canales que permitirán saber los datos, el estatus migratorio y la actividad de los exministros si es que se encuentran fuera del país.

Y es que a través de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) u otras formas de control como el intercambio de escritorios con fuerzas del orden de otros países se puede tener un intercambio fluido de información para establecer la ubicación de López y Murillo.

"La Policía tiene un marco competencial y toda información será puesta en manos del Ministerio Público", expresó Aguilera, agregando que también se deben activar los mecanismos para que las exautoridades puedan defenderse.