Escucha esta nota aquí

El comandante general de la Policía, Johnny Aguilera, lamentó este domingo el deceso por Covid-19 del capitán, Mauricio Balderrama Flores, en La Paz, y del cabo Miguel Lucana Cáceres, en Tupiza, Potosí.

"Expresamos nuestras condolencias y nuestro sentimiento de solidaridad a la familia doliente. Valerosos miembros policiales que ofrendaron su vida en aras del sagrado cumplimiento del deber en la lucha contra la pandemia del coronavirus", escribió en la cuenta oficial de la institución de Facebook.

Aguilera pidió a la ciudadanía no bajar los brazos y continuar con todas las medidas de bioseguridad para evitar nuevos casos positivos de Covid-19 en el país o una posible segunda ola de contagios.

Anunció que se coordinará con la Caja Nacional de Salud (CNS) para que se brinde atención prioritaria a los servidores policiales.

"Recomendar a la población que tenemos que estar listos para un rebrote, no descuidemos las medidas de bioseguridad, pensemos que el dolor se puede evitar, utilicemos los mecanismos de bioseguridad y acudamos a los hospitales de manera oportuna", subrayó el jefe policial.

Por su parte, el subcomandante general de la Policía, Juan Luis Cuevas, informó que el capitán se encontraba internado desde el 2 de diciembre, tras presentar los síntomas del Covid-19.

Además se instruyó el aislamiento de las personas que tuvieron contacto con el oficial.

En el segundo caso, el informe médico detalla que el cabo perdió la vida en Tupiza, tras permanecer internado en terapia intensiva durante 10 días.

Comentarios