Escucha esta nota aquí

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, aseguró este martes que la Policía Boliviana mantendrá el resguardo de la residencia oficial de México en La Paz, que acoge a exautoridades del anterior gobierno acusadas de diversos delitos.

Sí, la seguridad (policial) se mantiene (afuera) en la residencia mexicana”, respondió brevemente Issa para ratificar que las fuerzas del orden permanecerán con su custodia ante la legación diplomática.

En la residencia mexicana en La Paz continúan varios exministros de Morales, entre otras exautoridades, en espera de salvoconductos que les permitan salir del país. El actual gobierno justificó la negación de los permisos debido a las denuncias que recaen sobre ellos, como delitos de terrorismo y sedición en algunos casos.

​​Entre los solicitantes de salvoconducto están los exministros Juan Ramón Quintana, Héctor Arce, Javier Zavaleta, Wilma Alanoca y Hugo Moldiz, y otros exfuncionarios de menor rango​​

En varias oportunidades, el gobierno mexicano expresó su queja y malestar por los operativos policiales alrededor de la residencia diplomática. Estas protestas enturbiaron la relación entre ambos países, sobre todo tras los incidentes que se registraron en las cercanías de la urbanización La Rinconada, situada en la zona sur de la ciudad de La Paz.

Meses atrás, una visita de supuestos diplomáticos de España, que pretendieron ingresar encapuchados a la residencia mexicana, desencadenó una crisis diplomática entre los gobiernos. Consecuencia de ello, se decretó la expulsión mutua de varios de sus representantes en Madrid y La Paz, aunque, en marzo acordaron encauzar sus relaciones para dejar atrás la tensión.