Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Carlos Del Castillo, identificó a Lino Chambi Ramírez como el sospechoso de haber colocado la bomba al pie de un basurero al frente de la Alcaldía de La Paz. Luego de una investigación de tres días se logró la aprehensión de esta persona.


Según la explicación de la autoridad, hubo una serie de detalles que condujeron a su aprehensión, incluido un desfile identificativo de testigos que estuvieron en contacto con él.


Del Castillo dijo que esta persona ya prestó su declaración y cambió en dos oportunidades su versión. El detenido vive en una de las zonas donde se prohíbe asentamientos humanos desde la Alcaldía y el ministro cree que se trataría de un 'loteador' que vio afectados sus intereses por decisiones del municipio.


El domingo 5 de septiembre, cuando el Día del Peatón había concluido, una explosión en la esquina de las calles, Mercado y Colón estremecía el centro paceño y el edificio Armando Escobar Uría, de propiedad del municipio de La Paz, era el más afectado.


El atentado provocó ese día heridas a dos niños que estaban con su familia pasando por el lugar. La madre de los niños, Carola O., informó que sus hijos resultaron con heridas por esquirlas en la región lumbar. Ambos menores fueron trasladados al Hospital del Niño.


Para el alcalde paceño, este atentado no fue solo una explosión de dinamita, sino que era un artefacto preparado que provocó cuantiosos daños económicos que se calculó en más de $us 200.000 y se evalúa el resarcimiento.


La explosión y su onda expansiva alcanzó a este edificio y la entidad bancaria del BCP, otras edificaciones circundantes no tuvieron daños de consideración.



Comentarios