Escucha esta nota aquí

San Pedro de Chonchocoro es una de las prisiones de máxima seguridad de Bolivia. Está ubicada a 4.050 msnm, en pleno altiplano paceño. Se supone que es la cárcel más segura, de la que los reos no pueden escapar, pero el 16 de marzo sucedió todo lo contrario: un miembro de la peligrosa organización criminal brasileña Comando Vermelho se dio a la fuga, 13 días después la Policía ha dado con su paradero.

Chonchocoro está en el municipio de Viacha, a 35 kilómetros de la sede de Gobierno. Allí purgaba guardaba detención preventiva Jesuilson Pereira Gómez, de 31 años, por los delitos de extorsión y portación ilegal de armas. Había llegado el 21 de septiembre de 2018. El 16 de marzo de 2020, a las 5:00 -según el reporte policial- cortó uno de los barrotes de su celda que da al patio, saltó una malla perimetral interna y franqueó el muro externo sin que los guardias se dieran cuenta o lo reportaran.



Este domingo por la madrugada, específicamente a las 3:00, agente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) lo encontraron en Achachicala, un barrio en la zona norte de La Paz, y así acabaron con 13 días de búsqueda, según informó el director de la Felcc de La Paz, José Luis Cuevas, en conferencia de prensa.

El jefe policial resaltó que los ciberpatrullajes y las tareas de Inteligencia fueron clave por recapturar al miembro del Comando Vermelho. Esta organización criminal es una de las más grandes del vecino país, dedicada al narcotráfico, extorsión, robo, secuestro y sicariato.



Jesuilson Pereira Gómez no cayó solo, informó Cuevas. Fue encontrado junto a otros dos exreos, ahora los tres serán devueltos a Chonchocoro.

Comentarios