Escucha esta nota aquí

La Alcaldía de La Paz, la Policía y las Fuerzas Armadas sostuvieron esta mañana una reunión en la que también participaron dirigentes del transporte público y otros sectores. 


En el encuentro se acordó que se fortalecerán los operativos de control de los uniformados en distintos puntos de la ciudad, para reforzar los controles de circulación y evitar así mayor propagación de la pandemia del coronavirus, mientras que los choferes de La Paz y El Alto aceptaron acatar la cuarentena, al menos una semana más.


Luis Revilla, Alcalde de La Paz, resaltó: “Somos un municipio de riesgo alto, por lo tanto, vamos a reforzar las medidas de restricción rígidas que tenemos. Eso significa que está prohibida la circulación de vehículos y de personas. Se reforzarán los controles con la Policía y con las FFAA en aquellos lugares que puedan ser de algún nivel de conflictividad”.


Además, el burgomaestre recordó que no está permitida la venta de gasolina para los conductores que no porten autorización para circular. “Entonces, quien quiera vulnerar la cuarentena no podrá abastecerse. Se restringirá más la circulación de personas, por lo tanto, tampoco habrán pasajeros”, advirtió.


El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, afirmó que desde el Ejecutivo se apoyará con todo lo que tenga que ver para proteger la salud. "Las instituciones se sumaron para la continuidad de la cuarentena y eso es muy importante porque la enfermedad ataca a todos y ojalá que los resultados catastróficos nos hagan reflexionar”, dijo Santamaría.


Confirmó que los efectivos militares y policiales incrementarán su presencia en los mercados y áreas de ingreso y salida entre las ciudades de La Paz y El Alto con la finalidad de evitar la propagación del virus.


Revilla explicó que desde el lunes, se instalarán mesas de trabajo con los choferes del Sindicato 1 de Mayo, para estudiar las alternativas que ellos plantearon y las del municipio paceño. "Sin embargo, todo eso procederá cuando el transporte público pueda funcionar, y eso tomará algunas semanas todavía. No en este momento, porque aún este municipio es de alto riesgo”.


El rubro que sí podrá trabajar es el de la construcción, pero Revilla recalcó que las empresas deberán poner a disposición de sus obreros y trabajadores el transporte. Para ello, tendrán que hacer un trámite de circulación vehicular. “Pero en el caso de los plomeros, carpinteros, y otros, se ha acordado que solamente podrán trabajar alrededor de los lugares donde viven. No pueden trasladarse de un lugar a otro de la ciudad”, indicó.


La autoridad edil complementó que la única manera de que en la siguiente evaluación, La Paz deje de tener el rango de riesgo más alto es cumplir la cuarentena para frenar la cadena de contagios. "Si empezamos a reducirlos, podremos pasar a un escenario medio y moderado. En este momento, los casos aumentan, porque la gente no ayuda. Esto tomará semanas, espero”, afirmó.


Mientras tanto, en la ciudad de El Alto, tras otro diálogo que duró alrededor de cinco horas, la alcaldesa alteña, Soledad Chapetón, convenció a la Federación Andina de Choferes que acepte una semana más de cuarentena, hasta que se elabore una normativa que regulará el regreso a sus actividades de forma progresiva y con cuidados de bioseguridad, reportó Erbol.

El diálogo se realizó después de que la Federación de Choferes había anunciado que regresaría desde el lunes 11 de mayo a sus actividades, por la necesidad económica de sus afiliados.


En la negociación se acordó instalar una comisión de trabajo para que, por tiempo y materia, defina una reglamentación con la cual se flexibilicen las restricciones de manera progresiva para los choferes. El acuerdo implica que el viernes 15 de mayo volverán a reunirse las partes, para conocer la normativa desarrollada y realizar una nueva evaluación que dé paso al reinicio de actividades de manera progresiva.


El viceministro Santamaría saludó la decisión de la Federación de Choferes 1 de Mayo y Andina, de continuar con la cuarentena para protegerse del “enemigo invisible” de la ciudadanía.