Escucha esta nota aquí

Los policías que cambien de destino, asciendan de rango o asuman cargos de mando deberán presentar certificados que acrediten que no tienen antecedentes de violencia o tiendan a ser agresivos, según comunicó hoy el Ministerio de Gobierno y el comando policial.

La decisión surge ante el hecho de sangre que involucra al teniente Adán Boris Mina Alane, que victimó a Betsabé Mara Alacia, con un disparo en su cabeza y luego intentó quemar el cadáver. El crimen conmocionó a la población en Cochabamba.

“Para cualquier solicitud de examen de ascenso que realice cualquier oficial será indispensable un certificado emitido por la dirección nacional de salud o de un consultorio particular homologado por esa dirección, además del certificado de antecedentes de violencia”, explicó el ministro Arturo Murillo.

El uniformado, que admitió su culpa y recibió una condena de 30 años de cárcel por el feminicidio, será dado de baja este martes, mientras se investiga la ayuda que pudieron brindarle otros policías, después de haber cometido el delito.

No podemos tener policías violentos”, agregó Murillo, instando a que se recuperen los valores, sobre todo en una institución que está al servicio de la ciudadanía, como lo es la Policía Boliviana.