Escucha esta nota aquí

Los dos partidos con presencia parlamentaria, CC y Creemos, saludaron la decisión del Gobierno de retirar el tratamiento del proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, aunque mantienen sus reservas, pues consideran que el MAS “tomará oxígeno” antes de un nuevo intento de aprobar esta norma. Otros líderes políticos y activistas también lanzaron advertencias sobre una posible estrategia del Gobierno. 


“Desde #ElAlto saludamos la decisión gubernamental de retirar el proyecto de Ley contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas. Esta determinación ratifica que toda Ley debe ser socializada y consensuada con las organizaciones sociales y el pueblo”, publicó la alcaldesa de El Alto, Eva Copa, en su cuenta personal de Twitter y la suya fue una de las primeras reacciones.


El MAS y el Gobierno tenían previsto aprobar este proyecto hasta mediados de noviembre por la exigencia del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) que llegará al país en ese mes.


El jefe de bancada de Creemos, Erwin Bazán, dijo que aguardará que el oficialismo formalice el retiro y alertó sobre la posibilidad de que este anuncio sea una estrategia de desmovilización. Enviará una solicitud de información al presidente Luis Arce y al vicepresidente David Choquehuanca sobre el anuncio de la ministra de la presidencia María Prada.


La bancada de CC, a través de Carlos Alarcón, adelantó que este proyecto es uno de los que trabaja el MAS para controlar a los bolivianos y por tanto, estarán alertas ante otras propuestas del oficialismo.


“Gana Bolivia y pierden los autoritarios, los violadores de DDHH y los que creen que el pueblo no sabe defenderse. Vienen batallas por la justicia y la democracia. Ahí estaremos porque unidos lo podemos todo”, escribió el jefe de este partido, Carlos Mesa en su cuenta Twitter.


Mientras que el también expresidente, Jorge Tuto Quiroga, calificó como un fracaso del MAS el intento de aprobar este proyecto que ya había vencido el filtro de la Cámara de Diputados. “Estruendoso fracaso de intento masista de criminalizar la informalidad, expropiar pequeña propiedad y convertir nuestra sociedad en ‘delatores’ del prójimo”, apuntó Quiroga.


El activista alteño, Roberto de la Cruz, también utilizó las redes sociales para saludar lo que él considera como “derrota” del MAS y dijo que se debe estar alertas porque el oficialismo demostró que da un paso atrás para tomar impulso e imponer la ley “entre gallos y medianoche”.


Las redes sociales fueron el vehículo más utilizado por los internautas que celebraron el anuncio presidencial. “Recuerdan el gasolinazo de 2016, es en las calles, no sirven los paros”, recordó uno de los tuiteros.




Comentarios