Escucha esta nota aquí

La dirigencia campesina de los Ponchos Rojos exigió la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez y de todos sus ministros por la "pésima" administración del actual Gobierno en la gestión de la pandemia de coronavirus, por la desestabilización económica y por la clausura del año escolar. El sector originario emitió una resolución en la que establece que seguirá con las movilizaciones en la provincia Omasuyos, del departamento de La Paz.

"Hemos visto con mucha tristeza que el Gobierno y sus ministros incapaces privatizaron la educación gratuita e igualitaria que, por derecho, nos garantiza la Constitución Política del Estado. En poco tiempo, el Gobierno de facto de Jeanine Áñez y sus ministros se embolsillaron las donaciones económicas que hemos recibido de otros países para combatir y enfrentar este virus asesino, para colmo robaron millones, de frente, por la compra de los supuestos respiradores", dice parte del pronunciamiento.

El dirigente campesino Felipe Quispe, conocido como El Mallku, replicó esta resolución en sus redes sociales y cuestionó que el Gobierno no atienda a los sectores movilizados. El exlíder de la Central Sindical Única de Trabajadores Campesinos (Cstucb) adelantó que las movilizaciones en la provincia Omasuyos, en la región paceña, continuarán pese a la advertencia de desbloqueo que envió el Gobierno.

En la parte final de la resolución se exige la renuncia de los dignatarios. "Por lo tanto, la Central Agraria Capital Achacachi determina lo siguiente: la renuncia inmediata de la señora Jeanine Áñez a la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia y de todos sus ministros asesinos". Los Ponchos Rojos advierten que en caso de que su pedido no tenga eco se masificar las movilizaciones y amenazan con cercar la ciudad de La Paz.