Escucha esta nota aquí

La jueza Tercera de Instrucción Penal de la capital, Ximena Mendizábal determinó este lunes la libertad irrestricta del activista de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), Yassir Molina, imputado por los delitos de asociación delictuosa, tenencia y porte de armas no convencionales, daño al patrimonio histórico y otros. Dijo que no encontró ningún elemento que acredite la autoría de los delitos imputados.

“El fallo fue favorable para nosotros y pedimos que la justicia deje de ser instrumentalizada para hacer persecuciones”, dijo Molina, al salir de la audiencia cautelar.

La decisión de la autoridad jurisdiccional se dio debido a que el Ministerio Público no presentó los indicios suficientes contra el imputado.

La Fiscalía acusó al líder juvenil por los delitos de organización criminal, uso de armas no letales y daño al patrimonio del Estado, entre la decena de delitos, y en la audiencia de medidas cautelares pidió que sea privado de libertad en la cárcel.

En octubre de 2020, Yassir Molina encabezó una protesta en la ciudad de Sucre pidiendo la renuncia de Juan Lanchipa, fiscal general del Estado. En esas manifestaciones las paredes del edificio de la Fiscalía fueron pintarrajeadas, por lo que fue acusado de daño al patrimonio del Estado, entre otras cosas.

El accionante de esta denuncia es el dirigente cívico de Chuquisaca, Delfín Romero, cuestionado por su filiación con el Movimiento Al Socialismo (MAS) y representante de un ente cívico paralelo al que existe en el departamento de la capital de Bolivia.

Comentarios