Escucha esta nota aquí

El Gobierno ha sido claro: la cuarentena para hacer frente al coronavirus en Bolivia se cumplirá por las buenas o por las malas. La advertencia, realizada por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo,  y por el de Defensa, Luis Fernando López, adquirió ese tono luego de que la fuerza pública tuviera que proceder con el arresto de decenas de personas que -entre ayer (sábado) y hoy (domingo)- prosiguieron con su vida normal, pese a que ya rige en el país la cuarentena total y obligatoria.

El gobierno de Jeanine Áñez decidió este sábado a mediodía, mediante el Decreto Supremo 4199, instruir esta medida radical para frenar el avance del Covid-19 luego de que se registraran más de una veintena de casos en el país y que los vecinos de Bolivia, como es el caso de Argentina y Perú, asumieran similares medidas. Esta enfermedad, que ya ha sido declarada pandemia, se originó a finales de diciembre en la provincia china de Wuhán y desde entonces a acabado, según un conteo de la agencia AFP, con la vida de unas 13.500 personas en todo el mundo. 

“Hemos encontrado en algunos puntos del país que no están con la consciencia de lo que puede pasar con el coronavirus, (es el caso de) Río Seco y Senkata, en El Alto; Yapacaní (Santa Cruz) y una parte del Trópico Cochabambino”, explicó este domingo el ministro Murillo.

La autoridad también advirtió que la Policía y las Fuerzas Armadas han recibido la instrucción de patrullar las calles para garantizar que las personas permanezcan dentro de sus hogares. "Queremos recomendarles a todos que, por favor, respeten el Decreto Supremo. Si no es respetado, lo vamos a hacer respetar. Tenemos las herramientas que la ley nos faculta porque lo único que se está haciendo es precautelar la vida de bolivianos y bolivianas".

Murillo dijo que hay sectores como los medios de comunicación y el de salud, que se pueden movilizar con una credencial, pero advirtió que, si estos profesionales son encontrados haciendo actividades diferentes a las de su trabajo, igual serán arrestados. 

En lo que respecta al transporte pesado, tanto nacional como internacional, tienen luz verde para transitar las rutas del país. “El abastecimiento en los mercados no puede ser tocado”, aclaró el ministro; sin embargo, igual los conductores serán sometidos a controles en base a instrucciones del Ministerio de Salud y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"No hay medias tintas"

Otro de los ministros que se sumó al duro mensaje del Gobierno fue el de Defensa, Luis Fernando López. "No nos alcanza con el 98% de inamovilidad de una provincia, de una frontera, de una ciudad, no nos alcanza, vamos a derrotar al coronavirus solo con el 100% (de inamovilidad), no hay medias tintas, no puede haber tibiezas, en cada hogar quédense y permanezcan en el hogar", dijo.

El ministro de Defensa también se dio a la tarea de clarar que la cuarentena no significa que la gente pueda salir a trotar, ir de paseo u otras actividades de entretenimiento. Fue claro: es para quedarse en casa, reiteró.

 

Comentarios