PAÍS

DIPLOMACIA

Por seguridad, el Gobierno decide reforzar la presencia policial en la residencia de la Embajada de México

Las últimas horas la Policía supo de movimientos sociales que pretendían llegar hasta esta residencia para exigir la expulsión del exministro Juan Ramón Quintana

EL DEBER 24/12/2019 20:25

Escucha esta nota aquí

El Gobierno informó que reforzó la vigilancia en las sedes diplomáticas de México en Bolivia porque existía el riesgo que organizaciones sociales de La Paz lleguen hasta el lugar para exigir la expulsión del exministro Juan Ramón Quintana, que se encuentra acogido en esta misión diplomática y es procesado por la justicia boliviana por sedición, terrorismo y alzamiento armado.

En conferencia de prensa, Erick Foronda, secretario privado presidencial, manifestó que se había recibido información de amenazas de violencia por parte de movimientos sociales de El Alto y de Ponchos Rojos de Omasuyos, quienes se aprestaban a marchar hacia la residencia de la Embajada de México para exigir la expulsión del Quintana.

"Con el propósito de precautelar la tranquilidad de la misión y garantizar la seguridad y dignidad de los diplomáticos mexicanos y la inviolabilidad de las instalaciones, el Gobierno incrementó la presencia de fuerzas policiales en la vía pública sin afectar la circulación de los funcionarios de la Embajada ni violar el recinto diplomático, tampoco realizar ningún tipo de registro", agregó Foronda.

Según la agencia ABI, el funcionario también dijo que el Gobierno de Bolivia informó a la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que el 21 de diciembre, en cumplimiento del artículo 222 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, tomó medidas de protección en la residencia de la Embajada de México.

"El Gobierno de Bolivia saluda las declaraciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y de su embajador en Bolivia que confirman la buena voluntad del Estado Plurinacional de Bolivia para actuar en conformidad con la Convención de Viena", apuntó.

Por otro lado, Foronda informó que el Gobierno de Bolivia entregó hasta la fecha 11 salvoconductos a personas que buscaron asiló en México, en su mayoría a familiares de exautoridades vinculadas al exmandatario Evo Morales.

Morales, tras su renuncia a la presidencia, el 10 de noviembre en medio de masivas movilizaciones ciudadanas contra un fraude en las elecciones de octubre, se asiló en México y su estadía causó polémica debido a sus constantes declaraciones políticas; el exmandatario en la actualidad está refugiado en Argentina.

El lunes la Cancillería rechazó la actitud "inamistosa" del gobierno de México que convocó a reuniones de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) sin el conocimiento ni consentimiento previo de la actual Presidencia Pro Témpore de ese bloque que ocupa Bolivia.

Además, reafirmó su compromiso con las normas internacionales y el respeto a la soberanía de los Estados y el principio de no injerencia en los asuntos internos de los países.

"Bolivia espera que el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos también cumpla estos principios que son esenciales para sostener relaciones bilaterales en el marco del respeto mutuo. Finalmente, el Gobierno de Bolivia hace notar que el gobierno de México ha ignorado constantemente los reclamos efectuados por Bolivia respecto a la injerencia en los asuntos internos de Bolivia", remarcó Foronda.