Escucha esta nota aquí

La Policía Boliviana presentó este martes a los cuatro responsables de la detonación de la granada de gas lacrimógeno al interior de un coliseo, durante la asamblea estudiantil de la Universidad Autónoma Tomás Frías (AUTF) en Potosí.

Se trata de Mauricio Quintanilla Rojas (25), Juan Ariel Quispe Mendoza (40), Milton Fuentes Apaza (35) y Manfred Flores Canaza (25), este último sería quien activó el artefacto, ocasionando el tumulto que terminó con la vida de cuatro estudiantes y dejó 83 heridos.

Ahora las investigaciones están concentradas en identificar a la persona que comercializó la granada de triple acción, debido a que sus números de referencia fueron borrados. Sin embargo, se determinó que la entrega del objeto se realizó a las 01:00 del mismo día del atentado.

El subcomandante de la Policía de Potosí, Carlos Oblitas, informó que “se encontró la chaveta de seguridad, la palanca, y las tres partes de la granada fragmentaria” y se esperan los resultados de análisis para establecer los rastros de pólvora en su activación.

La conferencia de prensa:


“La reconstrucción sitúa a este individuo en el lugar del hecho, se lo ve cargando una mochila donde llevaba la granada que ha sido activada (…) Esta actividad tiene un carácter doloso, no había más posibilidades para salir, solo una estrecha puerta en la parte izquierda de ese espacio”, afirmó anoche el comandante general de la institución del orden, Jhonny Aguilera.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, negó que este hecho tenga relación alguna con el Movimiento Al Socialismo (MAS) y consideró “doloso” que se pretenda establecer algún nexo entre esa dirigencia universitaria y el oficialismo.

La hipótesis de la Policía es que la acción buscaba evitar que se apruebe la convocatoria a elecciones en la Federación Universitaria Local (FUL), porque detrás de esa administración existirían intereses económicos relacionados con la administración de becas, comedores y otros.

Comentarios