Escucha esta nota aquí

El miércoles de la siguiente semana presentarán una nueva querella contra el ex presidente Evo Morales por el delito de

violación y víctimas múltiples

porque se trata de varias familias que podrían presentar la denuncia, informó la abogada Paola Barriga.



La jurisconsulta, especialista en este tipo de casos, explicó que esperan que otras mamás de niñas que hubieran sido entregadas a los operadores de Morales se sumen a una denuncia que prepara con una persona que ya tomó contacto con ella y que está dispuesta a enfrentar al expresidente.



Ojalá acepten las otras mamás ser parte de este proceso

, por eso estamos esperando que se sumen más personas que hayan entregado obligadamente a sus hijas. Si no, así sea con una sola víctima tenemos que iniciar el proceso, ya tenemos todos los datos de la menor”, dijo la abogada.



El gobierno ya presentó una demanda por estupro contra Evo Morales

por el caso de la menor que apareció en fotografías y videos. Barriga afirmó que no corresponde una denuncia por ese delito porque la pena es inferior.



Aseguró que ella presentará la demanda por el artículo 308 bis del código penal, "violación de infante, niño, niña o adolescente" que califica como violación a las relaciones con un o una menor de 14 años y contempla el presidio de 25 años, “así no haya uso de la fuerza o intimidación y se alegue consentimiento”, señala el referido artículo.



Para la abogada hay varios casos de abuso a menores de 14 años, que las mismas eran “escogidas” en reuniones que eran organizadas por gente allegada a Morales. Las mamás de esas menores pueden plegarse a la demanda que presentarán.


 


La Fiscalía



Barriga, dijo que bajo esa misma figura jurídica se puede retomar otros escándalos públicos que se conocieron cuando Morales era presidente, como los casos “Zapata” y “Achacollo”. Censuró el hecho de que la fiscalía no haya tomado la iniciativa de iniciar procesos de oficio por delitos que son públicos.



Dijo que en los dos casos que se conocieron, la investigación debería ampliarse a los padres porque se supo que, en ambos casos, las protagonistas eran menores de edad cuando sucedieron los hechos.



Gabriela Zapata tenía dos juicios, uno por enriquecimiento ilícito y otro por suplantar un menor haciendo pasar como su hijo. El primer juicio tuvo una condena de 10 años y está recluida en el penal de Miraflores, pero el segundo caso nunca avanzó y sigue en estrados judiciales.



En el caso de la hija de la exministra Nemesia Achacollo, nunca hubo una investigación y tampoco se abrió caso en la Fiscalía.