Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez y algunos de sus ministros participaron, la mañana de este jueves, de la misa y procesión por Corpus Christi. Ellos acudieron a la catedral metropolitana de la ciudad de La Paz y después recorrieron los alrededores de la plaza Murillo.

“Para nosotros es una fecha de mucha reflexión. Hay mucho dolor en el mundo y emanan muchos deseos de solidaridad de los bolivianos, que sea un día de reflexión, que la paz esté en todos los hogares y la esperanza también y mucha solidaridad”, dijo la jefa de Estado a la conclusión del acto.

Junto a la mandataria, también participaron de la celebración los ministros Yerko Núñez, Arturo Murillo y Óscar Ortiz, además del comandante de las Fuerzas Armadas (FFAA), Sergio Orellana, y algunos efectivos de la Policía Boliviana.

Envío mi solidaridad a toda la gente que ha perdido sus seres queridos y mucha esperanza, unidos vamos a salir de esta situación sanitaria”, agregó la máxima autoridad nacional.

Cuando concluyó el acto, alrededor de Áñez se produjo una aglomeración en puertas de Palacio Quemado, cuando brindó declaraciones a diferentes medios de comunicación, asegurando que se llegará con ayuda a todos los municipios del país afectados por el coronavirus.