Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez estuvo ayer por la tarde en la localidad beniana de San Joaquín, por primera vez desde que asumió el mando transitorio, el 12 de noviembre, dos días después de la renuncia de Evo Morales.

Áñez llegó a su tierra natal procedente de Riberalta, en norte de Beni, donde entregó equipos e insumos para luchar contra la malaria, el dengue, zika y chicunguña.

La presidenta explicó en un acto público que la inversión total en malaria es de Bs 70.252. Además, se fortalecerá también la atención de las Infecciones de Transmisión Sexual y el Virus de Inmunodeficiencia Humana.

Por su lado, el ministro de Salud, Aníbal Cruz, dijo que se tomaron acciones para encaminar la lucha contra la malaria en el país. “Nuestras comunidades tienen una endemia al respecto y realizar la entrega de este equipamiento favorece a la prevención, el diagnóstico y tratamiento de la malaria de forma inmediata y de calidad”, sostuvo.