Escucha esta nota aquí

En un acto realizado en la Plaza Villarroel de la ciudad de La Paz, la Presidenta Jeanine Áñez, presentó el Decreto Supremo (DS) 4341, que reglamenta la Ley 700, del primero de junio de 2015, para la defensa de los animales contra actos de crueldad y maltrato.

“Esta es la reglamentación que tenemos para la ley que estaba pendiente, estamos cumpliendo y estamos aportando para evitar tanto maltrato, uno no puede entender cómo es que la gente puede ser tan cruel, tan abusiva con estos animalitos, que necesitan de nuestra atención y de nuestra protección”, expresó la mandataria.

Las declaraciones fueron realizadas frente a un numeroso público que acudió a la plaza, acompañado de sus mascotas. Durante el acto, se aprovechó para desparasitar a los animales, por los veterinarios de la dirección de Zoonosis de la alcaldía paceña, y el apoyo de activistas, que promueven la defensa de los animales.

“Ahora estamos en otra etapa, desparasitar a los animales, deben ser implementadas campañas porque debemos evitar la sobrepoblación de los animalitos, y las unidades de zoonosis deben apoyar en la protección y promoción de políticas de fomento, así como generar mecanismos para la atención de los animales y contra los actos de violencia, crueldad, maltrato y biocidio”, remarcó la Presidenta.

El reglamento

El DS 4341, establece obligaciones adicionales para las personas. Entre ellas, está la de proporcionar una adecuada alimentación, atención y cuidados de aseo del animal; proporcionar un ambiente apropiado, tanto para el desenvolvimiento físico como de descanso; en caso de ser necesaria la muerte del animal, ésta no deberá causarle sufrimiento innecesario ni dolor; realizar acciones preventivas y los controles necesarios contra patógenos que ponen en riesgo la salud y atentan contra la vida de los animales; abstenerse de realizar la reproducción descontrolada de animales domésticos, en condiciones que incumplan las medidas de bienestar animal, sanidad animal y de bioseguridad emitida por las Autoridades Competentes; entre otras obligaciones.

La reglamentación también establece obligaciones del Estado para con los animales. El Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación, Deportes y Culturas, deberán desarrollar y promocionar políticas y acciones de fomento al bienestar animal, precautelando la salud de la población y la prevención de enfermedades zoonóticas y vectoriales a raíz de un mal manejo de los animales.

El nivel central del Estado y las Entidades Territoriales Autónomas, deberán coordinar la implementación de acciones de fomento al bienestar animal, como normar el uso de instalaciones adecuadas con higiene y comodidad en los lugares donde se realice comercialización o adopción de animales, para prevenir enfermedades zoonóticas y vectoriales; velar que los lugares de comercialización o adopción de animales, cumplan con la regulación establecida respecto a la esterilización y desparasitación; entre otras.

Se exceptúan de la aplicación del DS 4341, a los animales de granja y todos aquellos animales que se utilizan para producción agropecuaria.

Denuncias y sanciones

El decreto instaura denuncias y sanciones para los infractores. “Toda persona natural o jurídica denunciará todo acto de violencia, crueldad, maltrato y biocidio contra los animales, ante las instancias competentes del nivel central del Estado y las Entidades Territoriales Autónomas”, dice.

Las denuncias se realizarán ante la Policía Boliviana o la instancia de los Gobiernos Autónomos Municipales o los Centros o Unidades de Zoonosis designadas, a efectos de garantizar la efectiva protección de los animales.

Conforme al artículo 7 de la Ley 700, las Entidades Territoriales Autónomas, en el marco de sus competencias, podrán emitir la normativa correspondiente, estableciendo sanciones contra actos de violencia, crueldad o maltrato animal, causados directa o indirectamente por las personas.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, resaltó que este reglamento establezca sanciones, niveles de coordinación y competencias subnacionales de los municipios a partir de un régimen de salvaguarda, protección y asistencia para los animales que son abandonados; “un decreto muy completo que ha sido puesto en marcha y en vigencia por la presidenta”, apuntó.