Escucha esta nota aquí

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque (MAS), afirmó que la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) es “cómplice de los banqueros” al no aplicar la Ley 1294 de Diferimiento de Créditos, que establece que la cancelación de los préstamos bancarios se reanude seis meses después de suspendida la cuarentena por el Covid-19.

La ASFI se ha puesto en calidad de cómplice de los banqueros, solamente están velando sus intereses y no del pueblo boliviano, que al momento está en una situación económica lamentable”, manifestó la autoridad

La Ley Excepcional de Diferimiento de Pagos de Créditos y Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos, promulgada el 1 de abril, establece en el Artículo 1, Parágrafo I: “Las entidades de intermediación financieras que operan en territorio nacional, deben realizar el diferimiento automático del pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses, y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional, por el tiempo que dure la Declaratoria de Emergencia por la Pandemia del Coronavirus (Covid-19) y otorgando un lapso máximo de hasta seis (6) meses posteriores al levantamiento de la declaración de emergencia”.

“La ley está por encima de los decretos u otras normas, nosotros (en la Cámara de Diputados) hemos debatido esa Ley de diferimiento de crédito, en la que hemos establecido de forma clara que seis meses después de levantada la cuarentena recién el acreedor puede regularizar el crédito con el ente bancario con quien tiene la deuda”, explicó Choque.

El Gobierno hizo conocer en las últimas horas que existirá un diferimiento de cuotas de créditos del sistema bancario por tres meses más, pero quedan excluidos los trabajadores asalariados y quienes tengan deudas de más de un millón de bolivianos.