Escucha esta nota aquí

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Oscar Hassenteufel, aseguró este jueves que el grupo de seis vocales que queda en esa instancia, está totalmente tranquilo por su accionar, pese a los cuestionamientos que realizó en los últimos días la exvocal Rosario Baptista.

Resaltó que el sistema electoral boliviano es “altamente confiable” y que, a pesar de existir “algunas pequeñas incongruencias, fallas”, se garantiza que las decisiones estén al margen de cualquier presión política.

“El grupo de vocales, de los seis que quedamos, está totalmente tranquilo, porque hemos hecho un trabajo, serio, responsable y transparente, y estamos convencidos que nada de lo que se diga puede afectar nuestra tranquilidad ni puede afectar esa verdad”, manifestó la autoridad.

Mediante comunicados públicos, la exvocal Baptista advirtió que existe influencia política del MAS en el TSE, que se salvó la personería jurídica de ese partido y que bajo las actuales condiciones nunca el “instrumento político” perderá una votación.

“No se ha tomado en cuenta algunas decisiones que el TSE tomó en su momento, como la inhabilitación del señor Morales como candidato al Senado, si hubiera habido alguna influencia de esa parte, el TSE no se hubiera pronunciado al respecto”, respondió al respecto Hassenteufel.

También dijo que evaluará si se constituyen o no en parte denunciante en el proceso que se podría abrir a Baptista, tras que remitieran antecedentes al Ministerio Público por presuntamente incurrir en una falta grave al enviar una nota a la OEA, alertando supuestas irregularidades.

“Hay una cosa que consideró el Tribunal, la afirmación que hizo Rosario Baptista, diciendo que había un servidor oculto, en su carta a la OEA, esa es una mentira, eso puede generar una responsabilidad penal”, agregó el titular en entrevista con radio Fides.

Comentarios