Escucha esta nota aquí

Mañana la Cámara de Senadores tratará desde las 11:00 los ascensos de los jefes militares porque el plazo que otorga la ley a los comandantes accidentales está en puertas de vencerse, admitió el senador Miguel Pérez. Los militares se sintieron sorprendidos por este anuncio.


“Se ha aprobado el informe, estamos dentro de lo que es la sesión reservada que se ha tenido hoy en plataforma zoom con algunos que no han logrado llegar acá a la ciudad La Paz, pero por el carácter urgente que se tiene, necesariamente tenemos el día de mañana que debatir y analizar para que el día sábado tengamos ya comandantes efectivos”, dijo el senador en conferencia de prensa.


El ministro de Defensa, Edmundo Novillo manifestó en una entrevista que los ascensos serían tratados luego de conocerse el fallo de la demanda que presentó la entonces presidenta del Senado, Eva Copa ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP). La demanda fue contra el decreto que firmó Jeanine Áñez como presidenta para ascender a su alto mando militar. Pero ahora la misma Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA) arrinconó al gobierno.


El inciso b del artículo 100 de esta norma señala los plazos para los interinatos y ese plazo vence el fin de semana. “El cargo accidental, será ejercido automática y transitoriamente por ausencia o impedimento del titular. Este cargo no podrá ser ejercido por un tiempo mayor de 60 días, debiendo la Superioridad (en este caso el Ejecutivo) designar al titular antes del plazo indicado”, señala el precepto.


Los jefes militares explicaron que en este momento todos los cargos del Alto Mando Militar son ejercidos de manera interina y por tanto son pasibles a demandas si siguen en esa situación más allá del lunes 1 de marzo cuando vence los 60 días. El actual Alto Mando fue posesionado el 30 de diciembre.


De acuerdo con la explicación del senador oficialista, la Comisión de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana respetaron la antigüedad y méritos de los coroneles que aspiran a llegar al generalato o su equivalente en las tres fuerzas.


La ratificación del ascenso de los altos mandos de las Fuerzas Armadas y la Policía se encuentra establecido en el parágrafo 8, artículo 160 de la Constitución Política del Estado, sobre las atribuciones de la Cámara de Senadores.



Comentarios