Escucha esta nota aquí

A seis meses de que el primer caso de coronavirus se confirmara en Bolivia, la curva de contagios se está acercando a la esperada meseta, con una proyección estimada de 130.000 casos para finales de este mes. Sin embargo, no deja de preocupar el riesgo de rebrote, dado que la población no "cumpliendo debidamente las medidas de bioseguridad en la etapa de posconfinamiento", manifestó el jefe nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto.

“Estimamos que este mes (septiembre) vamos a estar ya en la meseta, llegando a los 130.000 casos como habíamos advertido en las proyecciones. Pero en lo referente al factor de riesgo, es decir, a la posibilidad de que aumenten los casos, eso nos preocupa porque la población no está asumiendo con responsabilidad este momento del posconfinamiento”, manifestó Prieto, durante una entrevista en Bolivia TV.

Esta semana varias actividades, entre ellas las recreativas, fueron retomadas como un alivio de la cuarentena.  

El jefe de Epidemiología agregó que la posibilidad de rebrote puede darse especialmente por el comportamiento cotidiano de los ciudadanos, que está perdiendo el miedo al contagio y, por eso, no cumple a cabalidad las medidas de protección. Por ejemplo, sabe que el barbijo es la principal barrera contra el virus, pero no lo lleva puesto todo el tiempo o lo usa de forma incorrecta. 

Agregó que él no es partidario de sancionar a la gente que incumple con los métodos de protección, sino que se debe insistir en generar conciencia y educación para que hagan de esto un hábito de vida. “Vemos a gente con el barbijo cubriendo solo la boca y no la nariz, y otros que lo tienen en el cuello, como si el barbijo fuera una exigencia solo de portarlo y no usarlo como método de protección”, indicó la autoridad sanitaria nacional.

Con relación a la situación epidemiológica del Covid-19, informó que Santa Cruz y Cochabamba registran un descenso en los contagios, aunque preocupan las muertes en el departamento cruceño. En tanto que La Paz y Tarija están todavía en ascenso de los casos positivos. El país espera llegar a una meseta a finales de este mes. 

Hasta ayer, Bolivia registra un acumulado de 125.982 casos positivos, de los cuales 82.796 se han recuperado, pero 7.297 han fallecido.