Escucha esta nota aquí

Al interior del Asilo Santa Teresa Journet, de la ciudad de Tarija y supervisado por el Sedeges, se realiza a más de 100 ancianos un testeo rápido para detectar si padecen Covid-19, luego del fallecimiento de dos adultos mayores con sospecha de la enfermedad.

La directora del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges), Mery Polo, confirmó a EL DEBER que se realizan las pruebas rápidas a los ancianos que están aislados en la actualidad.

Según Polo, en primera instancia, se hizo a 40 adultos, de los cuales cuatro dieron reactivo, que después se podrá ratificar o descartar la positividad con la prueba del PCR.

En el transcurso de esta jornada continuará el testeo rápido a otros 80 ancianos y personal de apoyo y administrativo del Asilo Santa Teresa Journet para detectar posibles casos sospechosos.

Son más de 2.500 reactivos adquiridos por la Gobernación para la detección del coronavirus en pacientes sospechosos.

Desde hace dos días que el laboratorio biomolecular del Sedes no procesa muestras en toda su capacidad instalada y solo trabajaba con un termociclador alterno que fue adquirido por la Gobernación de Tarija.