Escucha esta nota aquí

El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, aseguró que su viaje a Estados Unidos trajo resultados positivos y afirmó que el periplo lo hizo solo y que ni bien terminó la audiencia de Luis Berkman se trasladó de regreso al país. 

La autoridad explicó que se reunió con el equipo de abogados internacionales y detalló que en el caso de Arturo Murillo todos los imputados negocian ahora su condena a cambio de información o pagos de fianza.

"Se avanza en formas de poder mejorar las condiciones de los encausados a través de una negociación que es permitida en los Estados Unidos, para que los sindicados paguen penas brindando información", explicó Chávez hoy en conferencia de prensa en la ciudad de El Alto.

El procurador viajó a Miami (EEUU) para participar de la audiencia contra Arturo Murillo, que debía realizarse ayer; sin embargo, ese evento se postergó hasta el 9 de julio debido a que la defensa del exministro y la Fiscalía de Estados Unidos todavía negocian la salida legal para la exautoridad boliviana que está detenida en un penal de Miami. 

Chávez estuvo presente ayer en la audiencia de Luis Berkman, quien es uno de los acusados en este proceso.  

"Mi persona ha ido sola (a Miami), no fui con nadie. Hemos vuelto en el primer avión cuando terminó la audiencia (de Luis Berkman). Somos absolutamente transparentes, no hemos estado una semana como esa comisión de diputados de oposición. Nosotros hemos ido a trabajar, hemos logrado objetivos para el país", afirmó Chávez, quien acotó que compartirá información de su viaje con la Fiscalía.

Comentarios