Escucha esta nota aquí

Desde la Procuraduría General del Estado afirman que la investigación que se realiza a Luis Arce Catacora, candidato a la Presidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS) y exministro de Economía de Juan Evo Morales, no tiene nada que ver con la coyuntura electoral, sino que es parte del proceso de investigación de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) del Gobierno.

El procurador interino, Alejandro Roda, manifestó en una entrevista en el programa '¡Qué Semana!', de EL DEBER Radio, que la obligación del Estado es dar a conocer estos hechos y que la investigación se inició el 20 de enero de este año, cuyos resultados  se divulgaron el 24 de septiembre, casualmente en tiempos de campaña electoral.

Además, Roda aclaró que hay otras personas que también son investigadas. "La solicitud de información fue requerida a la UIF y toda investigación toma su tiempo, es todo un análisis del flujo de ingresos y salidas de dinero de distintas cuentas que tenían los bancos y nosotros fuimos informados. Demoró lo que tenía que demorar y nuestra obligación es hacerlo saber a la ciudadanía", expresó el procurador.

Roda subrayó que esto no se pretende usar como una herramienta política, como quiere hacer entender el masismo, pues la Procuraduría actúa de manera independiente, por lo que no se debe desviar las atenciones a las pesquisas, puesto que el centro de esto es hacer una análisis a los movimientos de entidades estatales, entre ellas el Fondo Indígena.

El informe de la UIF establece que se realizaron una serie de operaciones financieras que no guardan relación con la situación económica del exministro Arce (se descuenta sus ingresos como servidor público) y esto es una muestra para despertar sospechas, por lo que será la Justicia la que determine las acciones y aclare si hubo enriquecimiento ilícito y daño económico al Estado.

En la investigación se detectan irregularidades como el hecho de que seis funcionarios públicos del Ministerio de Economía y otras figuras jurídicas, entre ellas entidades estatales y privadas, realizaron depósitos a la cuenta bancaria personal de Arce Catacora mientras este fungía como ministro de Economía o director de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

A esto se suma que hay depósitos declarados como actividad ganadera y hasta la fecha no se ha certificado que Arce Catacora ejerza esta actividad, por lo que también hay esa sospecha. Además, los familiares de Arce también habrían ingresado dinero, entre ellos está su esposa, a quien se acusa de haber ingresado más de Bs 700.000 pese a tener un salario que no coincide con estas sumas de dinero, según Roda.

"La esposa de Arce recibía depósitos a su cuenta de manera frecuente y consecutiva (una vez al mes) de hasta Bs 40.000 cuando ejercía como gerente de un banco¿Cuál era el motivo para que sus dependientes le depositen dinero todos los meses? La Justicia tendrá que esclarecer el tema, nosotros presentamos los indicios", manifestó la autoridad.

Concluyó que este hecho no tiene nada que ver contra el exministro Arce, sino que responde a un requerimiento que se hizo a la UIF y en el que están implicadas otras 22 personas, a quienes se ha requerido también información y son parte del proceso de investigación del Fondo Indígena, por lo que será la justicia la que esclarezca el asunto, ya que no es una cuestión de persecución, sino de devolver la institucionalidad al Estado.