Escucha esta nota aquí

El procurador José María Cabrera denunció que la representación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Bolivia negó información sobre la adquisición y financiamiento de 170 respiradores mecánicos que ahora están en proceso de investigación por supuestos sobreprecios. El funcionario dijo que el organismo internacional se escuda bajo el argumento de "inmunidad diplomática" al rechazar las solicitudes de informes.

"El BID no está cooperando con las instituciones del Estado boliviano negando brindar información alguna, acogiéndose a la inmunidad diplomática de la cual evidentemente están revestidos sus funcionarios y su documentación", lamentó Cabrera en entrevista con el canal universitario de La Paz y replicado por la agencia ANF.

Cabrera señaló que el argumento de "inmunidad diplomática" se aplica en casos de juicios contra sus funcionarios y detalló que en este proceso solo se solicitó información que tiene el BID sobre informes de los respiradores mecánicos. "La inmunidad significa la imposibilidad de enjuiciar aquel beneficiario de la inmunidad", dijo.

El procurador solicitó al BID información sobre el desembolso de pago parcial para los respiradores españoles, ya que el organismo internacional autorizó el desembolso el mismo día -el sábado 9 de mayo- que el director de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), Geovani Pacheco, presentó la solicitud económica. “(El BID) emite la no objeción indicando que se ha estudiado y se ha revisado la carpeta y, por tanto, manifestamos la no objeción del banco”, acotó.

El BID se pronunció sobre este caso en dos oportunidades a través de comunicados de prensa. El organismo señaló que realizará su propia investigación y que los resultados se los presentarán a las autoridades competentes. Además, dijo que el Gobierno transitorio es el encargado de la adquisición de los respiradores a través de la Aisem.