Escucha esta nota aquí

El nuevo procurador General del Estado, Alberto Morales, posesionado este lunes, por la Presidenta Jeanine Áñez, se comprometió a presentar un informe de cada uno de los cuatro casos que su antecesor, José María Cabrera denunció públicamente.

“La Ley obliga a que toda entidad deba concluir sus informes. Ese informe lo vamos a presentar públicamente, una vez que tengamos toda la información requerida, la que esté en curso y la acumulada. Se van a concluir con los informes, expresando una verdad histórica de los hechos”, manifestó Morales a EL DEBER.

Cabrera denunció cuatro casos con los que se habría actuado, en contra de los intereses del Estado. El primero fue el tema de la supuesta compra irregular de armamento no letal para la Policía Boliviana, con un supuesto sobreprecio de alrededor de los $us 3 millones. Apuntó al Ministerio de Gobierno de no dar la información requerida para la investigación.

También declaró que el Gobierno estaría privatizando las acciones de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), con la devolución de las acciones a la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba (Elfec).

Por otro lado, dejó un Dictamen Procuradurial, sobre la investigación de la compra de 170 ventiladores pulmonares españoles, donde involucra a 13 personas, entre funcionarios públicos, representantes de organismos internacionales y empresarios.

Por último, este martes reveló que ciudadanos mexicanos habrían estado involucrados en el fraude electoral de 2019

10 días

Alberto Morales señaló que el informe sobre los temas sensibles como el caso de los respiradores y el armamento no letal, van a tomar unos 10 días.

“He dado instrucción para que los pedidos de informe que no se hayan atendidos, se los reitere y que se busquen otras fuentes de información. Y una vez que se cumpla con ese acopio, se haga la evaluación integral de todo el proceso cuestionado. Estimó unos 10 días para que se tenga un informe de conclusiones”, dijo.

No hay un “caso Ende”

Entre tanto, el procurador Morales explicó que no existe en la Procuraduría, un caso sobre “privatización de Ende” y que la denuncia solo se quedó en una opinión del exprocurador.

“Hasta ahora, no hay ningún dato que nos diga que hay una afectación a intereses patrimoniales del Estado. La Procuraduría va a opinar o iniciar una investigación cuando se consolide lo que ha anunciado el Gobierno, siempre y cuando, esto implique un perjuicio patrimonial a los intereses del Estado. Pero no hay una carpeta de Ende de la Procuraduría, que fue una de las primeras cosas que pedí cuando entré a este despacho”, sostuvo.

Fraude electoral

Por último, Morales afirmó que el caso del fraude electoral de las Elecciones Generales del 20 de octubre de 2019, era una investigación bastante compleja, con diferentes modos de delinquir para un objetivo común, que era el de burlar la voluntad popular. Como el proceso está en manos de la Fiscalía, su despacho procurará cooperar con los investigadores todo el tiempo que sea necesario.

“Estamos enfatizando todos los mecanismos para tener la mejor información y ponerla a disposición de la Fiscalía para que, al término de la investigación, acuse a los responsables intelectuales y materiales de ese bochornoso fraude. Hay diferentes niveles de formas de comisión de fraude electoral. Inclusive, se debe cuestionar el voto consigna, la habilitación de votantes fallecidos, la alteración física de actas, la falsificación ideológica de actas, etc.”, expresó.