Escucha esta nota aquí

La Procuraduría General del Estado espera que hasta fin de año avancen las investigaciones contra Evo Morales y Juan Carlos Huarachi, ejecutivo de la COB, denunciados esta jornada por delitos de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional de La Haya.

En conferencia de prensa, la delegación que presentó la acusación contra el expresidente en la sede de esa instancia, en los Países Bajos, explicó que será la fiscalía del organismo quien defina el tiempo que demorará recabar información sobre los hechos registrados durante los 11 días de bloqueos que organizaciones sociales afines al MAS protagonizaron en agosto.

Se espera que el informe anual de esa dependencia internacional incluya referencias a las indagaciones, descartando que se trate de una causa “política” como señalan desde el interior del “instrumento político”.

El líder cocalero y el dirigente de los trabajadores son procesados por delitos de lesa humanidad por actos inhumanos al haber causado sufrimiento a un sector de la población, en su vida y en su salud. Durante las protestas se evitó el paso de insumos médicos, combustible y alimentos en plena pandemia por coronavirus.

“Debemos reconstruir las instituciones democráticas, lastimosamente, esta estructura organizada del poder, llevadas a cabo por Evo Morales, controla a la justicia boliviana de forma mayoritaria”, dijo el titular de la Procuraduría, José María Cabrera.

Destacó que es la primera causa internacional abierta contra el jefe del MAS, explicando que el otro proceso iniciado por ciudadanos bolivianos por los hechos de violencia después de las elecciones de 2019, tiene una calidad de comunicación, porque recién se realiza el análisis jurídico sobre ese caso.

Centros médicos, entre ellos hospitales exclusivos para niños y mujeres, estuvieron en vilo por varios días por la falta de oxígeno, pese se habilitó un puente aéreo y después se inició un convoy desde Santa Cruz. El informe del Gobierno nacional señala que producto de ese conflicto unas 40 personas perdieron la vida por no recibir el insumo médico.