Escucha esta nota aquí

Autoridades nacionales evidenciaron este viernes la existencia de papeletas de sufragio marcadas y material electoral apilado como basura en el galpón de un inmueble ubicado en la ciudad de Santa Cruz. Estos elementos, en criterio del procurador general del Estado, José María Cabrera, podrían constituirse en pruebas dentro del proceso judicial por el fraude en los comicios del 20 de octubre de 2019.

Cabrera participó este viernes de la inspección y expresó su sorpresa por el hallazgo, debido a que se incumplió la cadena de custodia de esos elementos, que deberían permanecer bajo custodia en un recinto del Colegio Militar de Aviación.

“Estamos verificando y requisando el material electoral, este es un almacén del órgano electoral, donde se evidencia la ruptura de la cadena de custodia y la manipulación del voto de los ciudadanos, apilados como si fueran basura”, explicó el procurador.

Andrés Aguilera, asesor del Tribunal Electoral Departamental (TED), observa que los sobres  de seguridad B, los que contienen los votos emitidos por el ciudadano, deberían estar resguardados en instancias del Colegio Militar de Aviación según se regula en un convenio suscrito por el TSE y la Fuerzas Armadas. Sin embargo, las bolsas con los votos se apilan, sin ningún tipo de resguardo, en un galpón.

Aguilera expresó su sorpresa al encontrar papeletas con voto atípico "que no obedece a la clasificación general" que contempla los votos en blanco, nulos o papeletas contabilizadas. Esta alteración evidenciaría irregularidades en el proceso de control. Según explicó el asesor del TED, estas papeletas atípicas carecen de los sellos y firmas del jurado electoral, a pesar de que estaban marcadas en favor de algún partido político.

Desde el Ministerio Público se anticipó que esas bolsas de yute encontradas serán sometidas a un peritaje dentro del proceso judicial iniciado por varios delitos, entre ellos, fraude electoral, incumplimiento de deberes y omisión, contra exautoridades electorales.

Abriendo el material se pudo determinar la existencia de diferentes tipos de papeletas, algunas habrían sido marcadas antes del sufragio, que fue anulado y derivó en la renuncia del entonces presidente Evo Morales, hoy refugiado en Argentina.

También se comprobó el mal manejo de las actas, que debían ser almacenadas en un sobre de seguridad, pero fueron puestas en otro, aspecto que también será considerado en la investigación contra exvocales del Tribunal Departamental Electoral (TED) de Santa Cruz y exautoridades del Sereci.

Esta semana la Procuraduría dio a conocer que el TSE enmendó su querella dentro del caso fraude, identificando a los presuntos responsables de las irregularidades en la votación. Más de 30 miembros del Órgano Electoral son procesados, entre ellos los exvocales María Eugenia Choque, Idelfonso Mamani, Antonio Costas, Lidia Iriarte, Lucy Cruz y Édgar Gonzales.